05jan 2017

0

673

ATAQUES DDoS Y LA AMENAZA A LOS DISPOSITIVOS INTERNET DE LAS COSAS

LATAM by Fernanda Leite
DDoS-Internet-de-as-Cosas

No sólo ordenadores, smartphones y tablets están sujetos a ataques virtuales. Ahora también su refrigerador, su reloj y la cámara pueden ser víctimas de un DDoS – iniciales para Distributed Denial of Service – ataques de denegación de servicio, que son solicitudes simultáneas a un servidor. El objetivo de esa acción es que un servicio se vuelva indisponible. Un ataque de este tipo, por ejemplo, impide el procesamiento de nuevos mensajes del servidor de e-mail, de la misma forma que un servidor web no podría más abrir páginas de internet.

Un ataque DDoS es como formar un grupo masivo de personas para ocupar una tienda, con ninguna intención de comprar nada, sólo para causar trastornos, impidiendo que los clientes reales entren y sean servidos. Ese tipo de ataque bombardea la meta con datos aleatorios hasta ponerlo fuera de servicio. Hace pocos años, Sony PlayStation Network y Microsoft Xbox Live han quedado fuera de servicio por semanas debido a eses ataques.

Dispositivos IoT – puerta abierta a ataques

El concepto de IoT consiste en conectar con el internet dispositivos electrónicos utilizados en el cotidiano, como electrodomésticos, aparatos móviles, máquinas industriales, medios de transporte y otros. Cada vez más presentes en la vida diaria, el uso de eses dispositivos debe hacer los ataques más frecuentes. Cuando el IoT esté bien establecido como cuando una casa entera esté conectada, por ejemplo, ¿ha imaginado el daño que un DDoS "sencillo" puede hacer?

Además, la extrema vulnerabilidad de los dispositivos IoT está aumentando exponencialmente las violaciones. Las fabricantes de cámaras, impresoras, refrigeradores, relojes no son compañías de TI. Son industrias especialistas en eses productos y no están enfocadas en programación y seguridad de la información. Así, compramos mercancías que tienen un número IP, software incorporado y conexión con el internet, y por lo tanto, son extremamente susceptibles a los DDoS.

El mercado mundial actualmente tiene 25 mil millones de sensores Internet de las Cosas activos y conectados y este número sólo debe crecer. Los dispositivos IoT son herramientas abundantes para DDoS, luego, cuanto más aparatos disponibles en el mercado, más grandes las oportunidades de utilización por hackers para alcanzar grandes portales corporativos, por ejemplo. Ellos utilizan varios sensores IoT como zombis de una botnet y pueden entonces generar ataques capaces de superar la marca de los Tbps (Terabits por segundo).

Hay alternativas eficientes para no ser afectado por DDoS. Servicios de tráfico IP, que permiten interconectar la infraestructura de una compañía con el internet con seguridad y que utilizan algoritmos para detectar y mitigar ataques DDoS más cerca de su origen. Las soluciones son específicas, efectivas y fundamentales para proteger a las compañías, sus datos y sus clientes.

Bruno Prado, CEO de UPX.